qué es un tecnólogo textil

La industria textil se ocupa principalmente del diseño, la producción y la distribución de hilos, telas y prendas de vestir. La materia prima puede ser natural o sintética utilizando productos de la industria química.

Las fibras artificiales pueden fabricarse mediante la extrusión de un polímero, a través de una hilera (polímeros) en un medio donde se endurece. En la hilatura en húmedo (rayón) se utiliza un medio coagulante. En la hilatura en seco (acetato y triacetato), el polímero está contenido en un disolvente que se evapora en la cámara de salida calentada. En la hilatura en fusión (nilones y poliésteres) el polímero extruido se enfría en gas o aire y luego se cuaja[3] Algunos ejemplos de fibras sintéticas son: poliéster, rayón, fibras acrílicas y microfibras. Todas estas fibras tienen una gran longitud, a menudo kilométrica.

Las fibras naturales proceden de animales (oveja, cabra, conejo, gusano de seda), de minerales (amianto) o de plantas (algodón, lino, sisal). Estas fibras vegetales pueden proceder de la semilla (algodón), del tallo (conocidas como fibras de líber: lino, cáñamo, yute) o de la hoja (sisal)[4] Sin excepción, se necesitan muchos procesos antes de obtener una fibra limpia y uniforme, cada uno de ellos con un nombre específico. Con la excepción de la seda, cada una de estas fibras es corta, ya que sólo tiene centímetros de longitud, y cada una tiene una superficie rugosa que le permite unirse a grapas similares[4].

qué es un trabajador textil

La mayoría de los productos textiles y de lana deben llevar una etiqueta que indique el contenido de fibra, el país de origen y la identidad del fabricante o de otra empresa responsable de la comercialización o manipulación del artículo. Lea esta guía para evitar un «problema de etiqueta».

Las recientes modificaciones de la Comisión a las Reglas Textiles son efectivas el 5 de mayo de 2014 y las recientes modificaciones a las Reglas de la Lana son efectivas el 7 de julio de 2014. Los comercializadores tienen ahora una mayor flexibilidad a la hora de comercializar sus productos utilizando ciertas etiquetas colgantes que no necesitan revelar el contenido completo de fibra del producto.

Enmiendas a la Ley de la Lana. En 2006, el Congreso modificó la Ley de la Lana para incluir una definición de «cachemira» que establece que las fibras de la cabra de Cachemira deben cumplir ciertos criterios para ser consideradas cachemira. En caso contrario, las fibras deben identificarse como lana. Asimismo, la Ley de la Lana aborda ahora el uso de los números «Super» y «S» para describir los productos de lana muy fina. La Comisión ha modificado las normas sobre la lana para incorporar estas enmiendas a la Ley de la Lana.

Los requisitos de etiquetado no se aplican hasta que los productos estén listos para su venta a los consumidores. Los artículos enviados o entregados en una fase intermedia de la producción y que no estén etiquetados con la información requerida deben incluir una factura en la que se indique la fibra, el país de origen, la identidad del fabricante o comerciante y el nombre y la dirección de la persona o empresa que emite la factura.6 Si la fabricación o la transformación de los productos está prácticamente terminada, se considera que los productos están listos para la venta. De hecho, incluso si los pequeños detalles como el dobladillo, los puños o la fijación de los botones a las prendas aún no están terminados, los productos deben ser etiquetados.Los siguientes artículos no están cubiertos por los requisitos de etiquetado de la Ley Textil:7

descripción del puesto de trabajador textil

Para redactar una descripción de trabajo de manipulador de materiales eficaz y procesable, utilice un lenguaje conciso y atractivo. Este puesto implica un trabajo duro, a veces tedioso. Si enmarca la función en el ámbito de la misión más amplia de su empresa, es más probable que los candidatos se sientan entusiasmados con el puesto y atraerá más solicitudes. Asegúrese de incluir las cualificaciones específicas, los objetivos del puesto y las responsabilidades, para que los candidatos se hagan una mejor idea de las tareas requeridas.

Los manipuladores de materiales colocan los productos en el lugar que deben estar. Esto puede parecer vago, pero la función es esencial. En los almacenes e instalaciones de producción, los manipuladores de materiales encuentran los productos en las estanterías, los envuelven o empaquetan adecuadamente y los colocan en los camiones de reparto; también pueden sacar los productos de los camiones y colocarlos en las estanterías. Gracias a los manipuladores de materiales, los pedidos de los clientes pueden cumplirse y trasladarse rápidamente. En algunos casos, estos profesionales pueden trabajar con máquinas automatizadas para que el proceso de manipulación sea aún más rápido.

Descripción del puesto de trabajo [CompanyX] se fundó con una sencilla creencia: los aperitivos deben ser sabrosos, saludables y asequibles. Hoy en día, nuestras saludables golosinas han redefinido el significado de los aperitivos. Actualmente estamos buscando un manipulador de materiales para unirse a nuestro equipo de almacén. La persona adecuada para este puesto se sentirá cómoda de pie (estará de pie/caminando durante al menos el 90% de su turno), estará dispuesta a colaborar siempre que se necesite ayuda adicional y será un apasionado de la marca [CompanyX]. Objetivos de esta función Responsabilidades diarias y mensuales Habilidades y cualificaciones Cualificaciones preferidas

evaluación objetiva del tacto del tejido

Los tejidos electrónicos o e-textiles (que a menudo se confunden con los tejidos inteligentes) son tejidos que permiten incorporar componentes digitales, como una batería y una luz (incluidos pequeños ordenadores), y electrónicos. Los «textiles inteligentes» son tejidos desarrollados con nuevas tecnologías que aportan un valor añadido al usuario[1]. Pailes-Friedman, del Instituto Pratt, afirma que «lo que hace que los tejidos inteligentes sean revolucionarios es que tienen la capacidad de hacer muchas cosas que los tejidos tradicionales no pueden, como comunicarse, transformarse, conducir energía e incluso crecer»[2].

Los textiles electrónicos se distinguen de la informática vestible porque se hace hincapié en la integración perfecta de los textiles con elementos electrónicos como microcontroladores, sensores y actuadores. Además, los textiles electrónicos no tienen por qué ser vestibles. Por ejemplo, los e-textiles también se encuentran en el diseño de interiores.

Un nuevo informe de Cientifica Research examina los mercados de las tecnologías textiles para llevar puestas, las empresas que las producen y las tecnologías que las hacen posibles. El informe identifica tres generaciones distintas de tecnologías textiles para llevar puestas: