información sobre la industria textil

La sociedad moderna espera que la biotecnología sea la respuesta a muchos problemas mundiales como el agotamiento de las fuentes de energía, las enfermedades incurables y la contaminación, entre otros. El uso industrial de la biotecnología, conocido como biotecnología blanca, está dando lugar a nuevos productos y procesos orientados al uso de recursos renovables, así como a la aplicación de tecnologías verdes con bajo consumo energético y prácticas ambientalmente saludables.

El procesamiento de textiles es una industria en crecimiento que tradicionalmente ha utilizado mucha agua, energía y productos químicos agresivos, desde los pesticidas para el cultivo del algodón hasta las elevadas cantidades de aguas de lavado que dan lugar a flujos de residuos que causan una gran carga medioambiental.

Como las fibras textiles son polímeros, la mayoría de ellos de origen natural, es razonable esperar que haya muchas oportunidades para la aplicación de la biotecnología blanca al procesamiento textil.

Las enzimas -catalizadores de la naturaleza- son las herramientas lógicas para el desarrollo de nuevas soluciones basadas en la biotecnología para el procesamiento húmedo de textiles. Aunque el interés por la biotecnología blanca es un fenómeno nuevo, el uso de enzimas en el tratamiento textil tiene una larga historia.

biotecnología textil

La biotecnología, que puede definirse simplemente como la aplicación de organismos vivos y sus componentes a productos y procesos industriales, no es una industria en sí misma, sino una tecnología importante que tendrá un gran impacto en muchos sectores industriales diferentes en el futuro.

Por supuesto, la biotecnología no es nueva; entre los productos tradicionales se encuentran el pan, la cerveza, el queso, el vino y el yogur. En el procesamiento textil, la eliminación enzimática de las tallas de almidón de los tejidos se ha utilizado durante la mayor parte de este siglo y la cuba de fermentación es probablemente el proceso de teñido más antiguo que se conoce. Lo que ha dado un nuevo impulso a la biotecnología en los últimos años ha sido el rapidísimo desarrollo de las técnicas de manipulación genética (ingeniería genética), que introduce la posibilidad de «adaptar» los organismos para optimizar la producción de metabolitos establecidos o nuevos de importancia comercial y de transferir material genético (genes) de un organismo a otro. La biotecnología también ofrece el potencial de nuevos procesos industriales que requieren menos energía y se basan en materias primas renovables. Es importante señalar que la biotecnología no se limita a la biología, sino que es un tema verdaderamente interdisciplinario que implica la integración de las ciencias naturales y la ingeniería.

papel de la biotecnología en la industria textil

El biocombustible de primera generación se produce mediante la fermentación de azúcares de origen vegetal para obtener etanol, utilizando un proceso similar al utilizado en la fabricación de cerveza y vino, o mediante la conversión de aceites vegetales en biodiésel. Requiere cultivos como la caña de azúcar, el maíz, el trigo, la colza o la remolacha azucarera. Los biocombustibles, como el bioetanol y el biodiésel, se mezclan con la gasolina y el gasóleo para cumplir la legislación sobre las emisiones de gases de efecto invernadero. La mezcla de biocombustibles con el combustible para el transporte por carretera puede reducir su impacto en las emisiones de carbono. La directiva sobre la calidad de los combustibles permite mezclar hasta un 10% de etanol con la gasolina. La reducción de la huella de carbono mediante la producción de combustible de aviación a partir de materias primas de origen biológico también está en pleno desarrollo, con la construcción de biorrefinerías para producir combustibles alternativos de bajo carbono al combustible de aviación de origen fósil.

Estos productos proceden directamente de las células o se fabrican con enzimas extraídas de ellas. En cierto modo, las células son biofábricas, con líneas de producción de enzimas (trabajadores) que ensamblan nuestro producto deseado. Podemos utilizar toda la fábrica o sólo trabajadores específicos para producir lo que queremos, es decir, células enteras o enzimas aisladas.Además de utilizarlas como herramientas para fabricar productos biotecnológicos, las células y las enzimas también pueden ser productos biotecnológicos en sí mismos. Por ejemplo: los yogures probióticos y las hamburguesas vegetales sin soja contienen células microbianas; y las enzimas se utilizan en los detergentes para lavar, en el procesamiento de alimentos, en los cosméticos y en muchas otras cosas.

características de la industria textil

Elisha tiene un máster en historia y mitología de los antiguos celtas, así como una licenciatura en marketing. Tiene una amplia experiencia en la creación y enseñanza de planes de estudio de nivel universitario, historia, inglés, negocios y marketing.

Aunque las máquinas originales desarrolladas en la industria textil se siguen utilizando hoy en día, los avances tecnológicos han contribuido a esta industria global. En esta lección, veremos las formas actuales y futuras de la tecnología utilizada para el avance de la industria textil.

Industria textil¿Sabías que los líderes de la industria están buscando crear una tecnología «antifalsificación» para que los fabricantes de ropa de fuera de marca ya no puedan replicar perfectamente las piezas valiosas? En su lugar, los productos tendrán un ADN específico que los hará completamente únicos. Esta tecnología se ha creado para contrarrestar el fraude de las réplicas, que tanto abunda en el mercado, especialmente en la alta costura. Este es sólo uno de los muchos nuevos avances tecnológicos de la industria textil. La industria textil es una industria global. Esta industria es una de las mayores del mundo y da empleo a millones de personas. Los materiales textiles están hechos de fibra, hilos y tejidos. Los textiles pueden encontrarse en una gran variedad de materiales, desde la ropa de su armario hasta los filtros de aire de su aspiradora. Aunque la industria textil se centraba originalmente en el producto final, los países han empezado a centrarse en el aspecto científico y tecnológico de los textiles. La capacidad de un país para crear nuevas máquinas y tecnologías proporciona a sus fabricantes una cuota aún mayor de este mercado, lo que, a su vez, se traduce en mayores beneficios.