Pros y contras de los utensilios de cocina de aluminio fundido

Los utensilios de cocina de aluminio existen desde hace mucho tiempo y han mejorado mucho desde sus inicios. Es uno de los tipos de utensilios de cocina más populares, junto con los de acero inoxidable y hierro fundido. Más del 50% de las baterías de cocina que se venden son de aluminio. Los investigadores han sugerido que el aluminio podría causar Alzheimer, pero no hay pruebas que lo demuestren en el caso de los utensilios de cocina. Para estar seguro, evite cocinar alimentos muy ácidos o salados en sartenes de aluminio, ya que los utensilios de cocina de aluminio de baja calidad filtran pequeñas cantidades de aluminio a los alimentos y las sartenes se agujerean.

El aluminio prensado es el que menos cuesta y generalmente se encuentra en la sección de utensilios de cocina de un supermercado o de algún otro establecimiento minorista. Su precio de venta es barato y es conocido por su mango enroscable y su fina construcción. Además, constituye el mayor porcentaje de utensilios de aluminio que se fabrican en la actualidad. Pero estos utensilios de aluminio no suelen durar mucho tiempo, ya que los mangos se aflojan o se caen por completo, y es realmente una cuestión de obtener lo que se paga. Por lo tanto, no puedo recomendar este tipo de utensilios de aluminio porque con el tiempo sus costes serán mayores y el sabor de su comida será inferior.

Marcas de utensilios de cocina de aluminio fundido

Como fabricante de utensilios de cocina de hierro fundido, recibimos muchas preguntas sobre por qué el hierro fundido es diferente a otras opciones de utensilios de cocina, por lo que hemos querido elaborar una guía para todos aquellos que quieran saber más sobre los pros y los contras de los diferentes tipos de utensilios de cocina.

Una de las cualidades más importantes de una batería de cocina es su capacidad para distribuir el calor. Los utensilios de cocina que distribuyen el calor de forma eficaz cocinan de forma más uniforme y con menos puntos calientes. Un punto caliente se produce cuando el calor aplicado al fondo de la sartén no se distribuye correctamente por todo el material, lo que hace que la zona de la superficie de cocción directamente por encima de la fuente de calor esté mucho más caliente que las zonas que la rodean.

Otro factor importante a la hora de elegir un material para cocinar es la capacidad térmica, que es la capacidad del material para retener el calor. Esto es un poco más difícil de cuantificar, porque la capacidad térmica es una función de la masa, lo que significa que una sartén más gruesa y pesada retendrá el calor durante más tiempo. Pero hablaremos más sobre el peso y el grosor del material en otro post.

Los utensilios de cocina de aluminio están prohibidos en europa

Los utensilios de cocina de aluminio son ollas y sartenes que se utilizan habitualmente para preparar alimentos en la cocina y hornear. Por lo general, se pueden utilizar en cocinas eléctricas o de gas, o en hornos convencionales. También es una opción popular para acampar debido a su peso ligero y sus buenas propiedades de conducción del calor.

Gracias a su asequibilidad y a sus excelentes propiedades de transmisión del calor, los utensilios de cocina de aluminio son muy populares. Otros materiales populares para las baterías de cocina son el acero inoxidable, el hierro fundido y el teflón.

Hay tres tipos comunes de baterías de cocina de aluminio: prensadas, fundidas y anodizadas. Los tres comparten la ventaja de conducir el calor con rapidez y uniformidad. Sin embargo, difieren en otras cualidades, como el coste, la resistencia a los daños y la retención del calor.

El aluminio prensado fue el primer tipo de batería de cocina de aluminio que se produjo en masa. Por su precio, sigue siendo una opción popular entre muchos cocineros. Entre sus desventajas se encuentra su reacción a los alimentos ácidos y salados, que crean hoyos en la superficie de la batería de cocina y permiten que pequeñas cantidades de aluminio se filtren en los alimentos que se cocinan. Otro inconveniente de este tipo de utensilios de cocina es su construcción algo débil. Esto incluye a menudo asas poco seguras, así como una tendencia a las abolladuras y arañazos. La fragilidad del aluminio prensado también puede dar lugar a que el fondo se vuelva irregular y deje de asentarse de forma plana en los quemadores de la cocina.

Ventajas de los utensilios de cocina de aluminio fundido

Cuando se busca una nueva batería de cocina, ya sea una sartén, una olla o un asador, a menudo se encuentran las denominaciones de los materiales aluminio y aluminio fundido y quizás se pregunte: ¿Hay alguna diferencia?

El aluminio fundido, como su nombre indica, es aluminio fundido. Para fabricar una sartén, una olla o un asador de aluminio fundido, se funde una aleación de aluminio mediante un fuerte calentamiento y se transfiere a un molde de fundición.

Con el aluminio fundido se pueden conseguir fácilmente diferentes grosores de pared en la batería de cocina, por ejemplo, una base gruesa que distribuye y almacena bien el calor, una pared lateral fina que ahorra peso y no absorbe innecesariamente el calor y, por último, un borde fuerte que da estabilidad a la batería de cocina.

Otra de las ventajas del aluminio fundido es que está prácticamente libre de tensiones de material. Los utensilios de cocina se vierten en forma líquida y se enfrían. No es necesario volver a darles forma. Dado que el aluminio se expande con relativa fuerza durante el calentamiento, es ventajoso que las tensiones del material en los utensilios de cocina no se agraven con el moldeado.