Unidad de medida de la luz

Es importante entender los diferentes términos utilizados para caracterizar la luz. Desde la medición de la luz en el espectro electromagnético hasta la comprensión del brillo percibido por el ojo humano, la intensidad de la luz y las herramientas utilizadas para medirla, esta guía lo cubre todo.

En lo que respecta a la iluminación, hay que tener en cuenta los vatios (W) (energía utilizada) frente a los lúmenes (lm) (luminosidad). O el consumo de electricidad frente a la potencia luminosa. Los lúmenes están ponderados para la percepción humana, mientras que los vatios no lo están.

En general, la radiometría es la ciencia que mide la radiación electromagnética. En lo que respecta a la óptica, se refiere a la detección y medición de las ondas de luz en la parte óptica del espectro electromagnético (infrarrojo, visible y ultravioleta). La radiometría también incluye la caracterización de la distribución de la potencia absoluta de la radiación.

1. Flujo/potencia radiante – Expresado en vatios, el flujo radiante puede definirse como la potencia óptica total de una fuente de luz. También puede definirse como la tasa de flujo de energía radiante. Se puede considerar como la cantidad total de luz emitida por una bombilla.

Cómo medir la intensidad de la luz

¿Cómo determinar el nivel de iluminación necesario para las distintas aplicaciones a fin de conseguir una luz y una seguridad óptimas, así como un confort visual? A menudo compramos nuestras bombillas en función de su consumo de vatios sin saber la cantidad de luz que proyectan. ¿Cómo medimos la luz? En el sector de la iluminación, se suele hablar de pies-vela, lúmenes y lux. Las siguientes son referencias básicas que le ayudarán a medir la luz.

He aquí una sencilla ilustración que le ayudará a entender la medida de las candelas. Imagina que colocas una vela a una distancia de 0,30 metros (1 pie) de una pared plana en la que hemos dibujado una forma cuadrada que mide 0,09 metros cuadrados (1 pie cuadrado). Un lumen por pie cuadrado iluminará esta superficie.

El pie-candela es la medida de iluminación más extendida en la industria. ¿Por qué seguimos utilizando la palabra «vela» para medir la luz en esta época? La explicación de esta elección se remonta a los orígenes de la propia vela. Cuando se empezó a medir la intensidad de la luz, las velas eran la fuente de luz más común.

Cómo medir la intensidad de la luz para las plantas

Si la idea de hacer un cálculo de la iluminación le resulta un poco desagradable, confíe en mí.    No es difícil.    Te lo prometo. En esta página podrás saber qué niveles de iluminación necesitarás en las distintas habitaciones de tu casa y para distintas actividades.    A continuación, vamos a poner un ejemplo y verás que no es tan difícil.

Un lumen (símbolo lm) es una medida de la cantidad total de luz visible emitida por una fuente en una dirección determinada.    Así de sencillo.    Para una definición más precisa, Wikipedia puede explicarle más sobre lo que es un lumen.

Los valores indicados en la tabla pretenden garantizar la seguridad, la comodidad y el encanto.    Hay ocasiones en las que se puede disponer de más luz, como cuando hay luz solar brillante que se cuela por una ventana o cuando se desea más luz, como para una pequeña tarea.

En este paso tenemos que calcular la superficie de la cocina. Digamos que tenemos una cocina de 4m x 3m y multiplicamos estas dos cifras para obtener una superficie de 12 metros cuadrados. Para obtener el número de lúmenes, multiplicamos los requerimientos de lux del paso 1 por la superficie, lo que nos da 12 x 108 = 1296 lúmenes.

Unidades de intensidad luminosa

El lumen se refiere a la emisión de flujo luminoso, que corresponde a la medida de la cantidad total de luz visible liberada por una fuente por unidad de tiempo. Si una candela de intensidad luminosa se emite uniformemente en un ángulo sólido de un estereorradián, el flujo luminoso total emitido en ese ángulo es un lumen.

Por lo tanto, conociendo la intensidad luminosa ideal y el tamaño de la superficie de cada habitación que se pretende iluminar, se puede determinar cuántos lúmenes necesita cada habitación y, en consecuencia, encontrar la bombilla o instalación luminosa más adecuada.

La relación entre lúmenes y vatios se refiere, respectivamente, a la eficiencia y eficacia de una bombilla. Por tanto, la correspondencia entre lúmenes y vatios depende del tipo de bombilla que utilices: incandescente, LED, halógena o fluorescente.

Si, por el contrario, pretendes iluminar una habitación destinada a la relajación, por ejemplo, un salón, para conseguir un efecto ambiental particular que te haga sentir cómodo, no necesitas tener una visibilidad perfecta, por lo que puedes considerar la elección de un coeficiente de lux entre 150 y 200.