ventajas de una buena iluminación en el lugar de trabajo

A la hora de diseñar su lugar de trabajo, la iluminación es una consideración importante a la que hay que prestar tanta atención como al mobiliario y los acabados seleccionados. La iluminación tiene un impacto significativo en la productividad, y las estadísticas demuestran que una iluminación adecuada puede reducir los errores en un 30-60% y aumentar la productividad en un 10-50%. Una iluminación adecuada también es importante para la salud y la felicidad de los empleados, ya que ayuda a reducir la fatiga visual y los dolores de cabeza, y contribuye a crear un entorno de trabajo más agradable[i]. Un estudio realizado por la Universidad de Northwestern demostró que los trabajadores de oficina con más exposición a la luz natural en la oficina tenían una mayor duración del sueño, una mejor calidad del mismo, más actividad física y una mejor calidad de vida en comparación con los trabajadores de oficina con menos exposición a la luz natural en el lugar de trabajo[ii]. Hay muchas maneras de aumentar la exposición de los empleados a la luz natural:

www.haworth.comContrary a lo que muchos creen, más iluminación no siempre es mejor. De hecho, la mayoría de los espacios están excesivamente iluminados, lo que contribuye al malestar emocional y físico debido a la iluminación inadecuada de la superficie de trabajo y al deslumbramiento de las superficies reflectantes (como el monitor del ordenador)[iv]. Al combinar la luz natural y la luz artificial, ambas pueden trabajar juntas para mejorar la sensación de las personas en el entorno. En lo que respecta a la luz artificial, los estudios demuestran que una combinación de luz ambiental baja e iluminación de tareas es mejor que la iluminación ambiental brillante sola.

la importancia de una buena iluminación en el hogar

¿Desea más información sobre nuestros servicios? Rellene nuestro formulario y un miembro de nuestro experimentado personal le llamará a la hora que más le convenga. Nuestro amable personal está siempre a su disposición para ayudarle con su consulta.

Una buena iluminación es vital en el lugar de trabajo y es un elemento esencial que influye en el bienestar físico y mental de las personas. La «buena iluminación» en la oficina incluye tanto la natural como la artificial, que todos los entornos de trabajo necesitan para mantener a los empleados contentos, sanos y productivos.

Estar expuestos a la luz natural es importante para nosotros, los humanos. La luz natural nos permite ingerir vitamina D, lo que permite a nuestro cuerpo absorber el calcio y, por tanto, aumentar la densidad de nuestros huesos y fortalecerlos.

La luz natural también puede ayudar a prevenir tipos de cáncer, enfermedades cardíacas, depresión y obesidad. La vitamina D es un subproducto de la luz natural que ayuda a tratar la depresión, los dolores, la diabetes y muchos otros trastornos y enfermedades.

Se sabe que la luz natural aumenta los niveles de energía: los estudios han demostrado una diferencia significativa entre las personas que trabajan bajo luz artificial y las que lo hacen bajo una mezcla, con un aumento del 40% del rendimiento para los que pueden aprovechar la luz natural durante sus horas de trabajo.

efectos de la iluminación en el rendimiento

La iluminación se utiliza con muchos fines diferentes: para garantizar que el trabajo visual pueda realizarse con precisión, seguridad y comodidad; para aumentar la producción puntual, y para mejorar la seguridad y promover la salud y el bienestar de los trabajadores; para hacer del lugar de trabajo un entorno atractivo y agradable.

La iluminación y los controles de iluminación adecuados, incluida la provisión de iluminación de emergencia, son cruciales para que los trabajadores puedan realizar sus actividades y moverse con seguridad. Una iluminación inadecuada puede dificultar la visibilidad y contribuir a la aparición de riesgos como resbalones, tropiezos y caídas, mientras que una iluminación excesiva puede causar incomodidad y enmascarar riesgos que de otro modo serían evidentes al deslumbrar a los trabajadores.

El objetivo principal de una iluminación adecuada es garantizar que las tareas visuales se realicen de forma rápida, segura y precisa. Proporcionar niveles de luz y contrastes adecuados y suficientes en el lugar de trabajo no sólo ayuda a reducir los síntomas negativos para la salud, sino que también contribuye a la percepción de los peligros potenciales. La mejora de las condiciones de iluminación puede suponer un aumento de la productividad de hasta el 10% y una reducción de los errores del 30%.

ergonomía de la iluminación

La mala iluminación a menudo se pasa por alto en el lugar de trabajo, ya que hablamos de salud mental y bienestar, y nos centramos en crear lugares de trabajo más felices y saludables. Sin embargo, la mala iluminación está asociada a una serie de efectos nocivos para la salud, tanto físicos como mentales, como la fatiga ocular, los dolores de cabeza y el estrés y la ansiedad en los entornos de trabajo más exigentes. Dado que pasamos gran parte del día con luz artificial, está demostrado que la falta de luz solar natural tiene un efecto adverso en el cuerpo y la mente, y puede dar lugar a enfermedades como el trastorno afectivo estacional (TAE).

El 80% de los trabajadores de oficina afirma que tener una buena iluminación en su espacio de trabajo es importante para ellos, y dos de cada cinco (40%) tienen que lidiar con una iluminación incómoda cada día. Un tercio (32%) afirma que una mejor iluminación les haría más felices en el trabajo. Sin embargo, cuando el acceso a la luz solar natural es tan limitado en invierno, muchos se sienten estresados y sufren el trastorno afectivo estacional (TAE), y a menudo pasan largas horas en sus escritorios, que a veces es su único acceso a la luz durante el día. Los resultados también han mostrado que el 25% de los encuestados se sienten frustrados por tener que lidiar con la mala iluminación en sus lugares de trabajo.